Páginas vistas en total

miércoles, 22 de junio de 2011

Ya son cuatro

Después de participar en dos carreras de Madrid, dos masivas con 4000 y 10000 participantes respectivamente, llega la carrera de Villanueva de la Torre. Y llega con buenas sensaciones ya que tanto en los entrenos como en las carreras mencionadas mi cronómetro sigue bajando y me encuentro pletórico. Al llegar a la carrera minutos antes de que esta empiece, se ve ya el ambiente típico de carrera de pueblo, mas atractivo si cabe que el de las carreras masivas en Madrid. Un breve calentamiento y los comentarios de que va a ser dura con varias rampas. Pistoletazo de salida y una vuelta por la pista de atletismo antes de salir a la zona residencial del pueblo por donde discurrirá gran parte de la carrera. En los primeros dos kilómetros de trazado llano me encuentro cómodo pero algo justo de pulmones, prefiero no pensar demasiado en ello y sigo al mismo ritmo. Así llegamos a la primera rampa de los 4 km que hago sin demasiados problemas manteniendo mas o menos el mismo ritmo constantemente. Me mantengo mas o menos a la mitad del pelotón y afronto un par de cuestas mas incluyendo una que discurre por terreno de tierra, las sensaciones iniciales de ir justito no empeoran y me mantengo bien. Así llegamos, sin casi darme cuenta, a una cuesta en el km 8 que asusta bastante, se puede divisar a unos metros que tiene una pendiente importante y me lo tomo con calma para no reventar justo al final de la prueba. Según voy subiendo noto que voy muy muy justo de fuerzas llegando a los últimos de la rampa casi vacío. Ahora toca recuperar durante casi dos kilómetros para llegar bien a meta. Poco después me uno a dos corredores a los que  decido pegarme a ellos como una lapa y aprovechar su trabajo. La cosa va bien, noto que me recupero de la dichosa rampa y mantengo el fuerte ritmo impuesto por los compañeros improvidados. Así llego al camino de tierra final antes de entrar en la pista de atletismo y encarar la meta donde mis compañeros fuerzan y yo me quedo unos metros, mis sensaciones no son del todo buenas, pienso que voy a hacer mal tiempo (calculo 50 min, no llevo crono) pero mi sorpresa cuando en los últimos 100 m veo el crono de meta marcando 47:00. Lo echo todo y consigo llegar a meta en 47:22, récord personal y enorme satisfacción de conseguir bajar mi marca aun siendo una prueba muy dura. Doy las gracias a mis compañeros de Alovera por permitirme acoplarme a ellos en los últimos kms y disfruto del ambiente con mi familia. Además de acompañar a Dani en su primera carrera.

domingo, 5 de junio de 2011

Empiezo con las carreras.



Un día, allá por noviembre de 2009 se me ocurrió probar a salir a correr a una hora avanzada de la tarde. El propósito era aguantar sin sufrir durante unos minutos de carrera. El resultado es que acabé muy fatigado después de un cuarto de hora aproximadamente. No era la primera vez que intentaba cojer la rutina de salir a correr a diario, pero otras veces había fracasado. Ahora todo parecía distinto; a las sensaciones de agotamiento en anteriores intentos de tomar esta rutina, se me unió la de satisfacción de este día de noviembre. Al día siguiente, estaba deseando que llegasen las 7 de la tarde para precipitarme por las escaleras de mi casa hacia la calle y empezar mi trote. Y así lo hice. Me tracé un circuito de 3,6 km que recorrí unos 5 días por semana. Hablé con mi hermano al respecto, él llevaba corriendo unos años y me hablaba de las buenas sensaciones obtenidas, incluso me llegó a insinuar el participar en alguna carrera popular. Yo tenía claro que mi objetivo no era ese, yo quería salir casi a diario para mantener una forma física aceptable, nada mas... Llegó el verano, con él las vacaciones y yo no barajaba la idea de abandonar las carreras incluso estando fuera de mi ciudad. Así que metí las zapatillas en la maleta y corrí por Torrevieja, Mojácar y Edimburgo en unas distancias similares a las habituales.

Poco a poco iba notando que mi ritmo de carrera cada vez era más rápido y mi resistencia mayor. Así que ¿por qué no probar a correr 5 km a un ritmo similar al que había conseguido mantener? Así lo hice con resultado satisfactorio, mas si cabe. La idea de participar en una carrera empezaba a rondar por mi cabeza. Cinco km es una distancia habitual en muchas carreras populares... Ahí quedó la cosa. Un día, concretamente el día 6 de Enero de este año, me propongo salir sin recorrido establecido de antemano, simplemente salir a un ritmo menor que el habitual a ver hasta donde llego. Resultado 10 km. Aquí vino ya el punto de inflexión de mi próximo objetivo: participar en una carrera popular. De esta manera mis entrenamientos se hacen mas largos, día a día noto una evolución superior en mi correr. Finalmente hablo con Miguel y decidimos participar en una carrera popular el 1o de abril en Torija. La carrera son 10 km en un circuito mixto de asfalto y camino rural. Yo tenía alguna referencia de el tiempo que podía marcar, debería rondar 50 - 54 minutos. Así que allí nos presentamos, y me impresionó el ambiente de las carreras: es inigualable, disfruté como un enano con mi familia en los momentos previos a la carrera y llegó el momento de salir. Me tomé la carrera como si de un día mas de salir a correr fuese, disfruté de la emoción de los primeros pasos por las calles del pueblo, de las cuestas que me iba encontrando, de la gente animando, del silencio solo alterado por el ruido de las zapatillas de los participantes al correr y finalmente de la llegada y mi primer paso por meta en mi vida. El resultado 51' 3'0" con las felicitaciones posteriores. Ya estaba pensando en la próxima, no había remedio ya no podía escapar.