Páginas vistas en total

lunes, 16 de enero de 2012

XVI Carrera Alovera 2012

 Foto:  Patricia Domínguez

Es día 15 de Enero de 2012 y ha llegado la hora de una de las carreras marcadas en el calendario, la carrera de Alovera que es la competición que organiza el club y la cúspide de la preparación otoño/invierno en donde se deben recoger los frutos de tantos entrenamientos y de tanto esfuerzo. La mala suerte me ha acompañado en las dos semanas previas a esta carrera debido a unas molestias en el abductor izquierdo y a una inoportuna fiebre justo días antes de la competición. Aun así llegamos a este pueblo alcarreño con mucha ilusión y muchas ganas de hacerlo bien pero con una sensación o premonición de que algo no va del todo como debiera. Tomo la salida en segunda línea, ya me voy atreviendo a dejarme ver en las primeras posiciones aunque solo sea por estar ahí durante unos instantes. El primer kilómetro lo hago a 3'56" sintiéndome extrañamente bien hasta el tercer parcial; ahí empiezo a venirme abajo sobre todo mentalmente, comienzo a sentir pereza para sufrir, hay algo en el coco que no me está funcionando bien, pienso que el objetivo de ver los dígitos del minutero marcando 40 en meta se aleja y decido no exprimirme demasiado, es verdad que no voy sobrado de pulmones pero si que las piernas me responden bien; el caso es que me dejo llevar a una media de mas de 4'20" cuatro de los últimos cinco kilómetros para en el último tramo apretar un poco y llegar a meta  con 42'02," lo cual no está mal del todo teniendo en cuenta las  circunstancias descritas. A lo largo de la carrera he visto a corredores a los que perfectamente me podría haber unido en carrera y con los que podría haber progresado, pero ha habido algo en mi cabeza que no me ha dejado seguir a nadie desde el segundo kilómetro. Tengo que entrenar mi físico por supuesto, pero también necesito hacer ejercicio mental con el esfuerzo en competición que en esta carrera, me ha jugado una mala pasada; estoy empezando a comprender que el factor mental me está frenando en mi progresión y tengo que conseguir relajarme y poder disfrutar al 100% del deporte en sí, sabiendo que los resultado vendrán por si solos.